XXII Salón del Manga de Barcelona: más y mejor

Que el Salón del Manga de Barcelona bate récord de asistentes, hace años que dejó de ser noticia. Cada año se amplían los metros cuadrados que el recinto dedica a tiendas, exposiciones, talleres, concursos y demás y cada vez son más los que se suman a disfrutar de su afición a la animación japonesa.

Atrás quedaron aquellos años en que te tachaban de raro por ver dibujos a la tierna edad de doce años, vivimos un fenómeno social que cada año suma adeptos y que cada vez es más global que nunca. Concretamente, para los amantes de los datos, esta edición acaba con 142.000 asistente, respecto a los 137.000 del año pasado en un espacio que se ha ampliado de 60.000 metros cuadrados a 70.000.

El Salón del Manga 2016 fue todo un exitazo

El Salón del Manga de Barcelona, a pesar de lo que algunos puedan pensar, es un evento donde se respira juventud, alegría y muchas ganas de pasarlo bien. Durante cuatro días la Fira Barcelona se convierte en un espacio donde los amantes del manga pueden disfrazarse, comprar y disfrutar de todas las actividades que prepara la organización.

Aunque lo que más abunda es, obviamente, el manga y el anime también encontramos productos y tiendas dedicadas a merchandising de héroes del cómic e incluso videojuegos. Cada año que pasa el salón se convierte en un evento más dedicado a todo lo que envuelve la cultura nipona con talleres de cocina o caligrafía, conferencias, master class de grandes autores, exposiciones de productos de Japón, música como el grupo japonés Loverin Tamburin que este año vuelve a asistir al evento, así como cultura en general, como por ejemplo los espacios dedicados este año a la literatura japonesa.

Uno de mis espacios favoritos es la sección gastronómica donde varios restaurantes preparan sus menús, bebidas y dulces típicos de la cocina oriental que más se ve entre viñetas como los dorayakis -pasteles rellenos como los de la serie Doraemon-, los daifuku mochi -pastel de arroz de varios sabores-, los takoyakis -bolas de pulpo-, ramen -fideos con sopa- y un largo etcétera que se convierte en el descanso perfecto para reponer fuerzas.

Como novedad en esta edición ha contado con la asistencia del guionista y dibujante del manga de Pokémon Hidenori Kusaka y Satoshi Yamamoto. Así como el director (Hiroaki Miyamoto), el animador (Masayuki Sato) y productor (Hiroyuki Sakurada) de la película One Piece Gold.

Sin embargo, el que ya lleva años acudiendo al Salón del Manga sabe que debe ir con cuidado con varias cosas… comprar la entrada online cuanto antes mejor –a pesar de que cada año es más caro y de que se suma 1,5€ por gastos de gestión-, acordarse de comer a una hora en la que no se formen colas a menos que quiera morir de inanición, tener cuidado con las figuras de imitación o falsas y comparar productos debido a la diferencia de precios entre una tienda y otra.

Entrar en el Salón es viajar a otro mundo donde la fantasía es la protagonista. Es el plan perfecto para tener un día completo entre actividades, compras y buena comida.

Aida Deturck

Periodista y Actriz. Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *