Tortugues, la desacceleració de les partícules

Nota: 7.5 sobre 10

Fuimos a ver la obra de teatro Tortugues en el Teatro Club Capitol de Barcelona y, aunque nos sorprendió con un guión inesperado de ciencia ficción hilarante, nos cuestionamos mucho su efectividad como comedia. Por momentos triste y frívola, pretende apelar al humor negro centrado en la interacción descabellada de dos parejas.

Por un lado una pareja enamorada (Joan y Marta) cuyo componente masculino padece de un trastorno de ansiedad y metabolismo acelerado, además de que se encuentra completamente obsesionado con las tortugas. Por otro lado, una pareja de científicos (Òscar y Àgata) exitosos y leales entre sí, pero poco escrupulosos a la hora de investigar, algo frívolos y  cuya característica principal es la ambición. éstos últimos harán del pobre Joan su conejillo de indias para probar su teoría, experimentando en él sin su consentimiento, hasta que las cosas se complican….

Una obra de teatro que cuenta una historia de ciencia ficción

El escenario es un pequeño pisito decorado con montón de detalles bien aprovechados. En él, las dos parejas coincidirán en tiempo y espacio; también coincidirá el tiempo pasado con el tiempo presente para poder explicar la situación que viven. Ésta linea argumental dual de ambos tiempos al unísono en un mismo escenario, nos pareció brillante. Hay mucha fluidez de diálogos y actuaciones excelentes.

La flojera de interés que te entra avanzada la historia no es culpa de los actores. Los actores (Dani Arrebola, Àlex Brull, Clara Cols/Roser Blanch y Alícia Puertas) lo dan todo, interpretan todos muy bien desde escenas de textos complejos, escenas de sexo y hasta escenas en cámara rápida. La dirección de la obra es buena. El ingenio con que enlazan los tiempos y aprovechan de los objetos de la puesta en escena inmejorable. Una pena no haber escuchado risas entre el público porque había potencial pero creemos que no han sabido aprovechar o acertar con los momentos que debieran detonar el humor. El texto es original pero predecible.

tortuges-teatre

La historia se irá complicando hasta el completo caos. Para los espectadores a los que los finales abiertos disgusten ésta no será la excepción. El problema que agita el argumento al final,  queda flotando en el aire. Pues después de un experimento científico sobre el personaje de Joan,  la obra toma un matiz triste y lúgubre del que no sale del todo, por más metáfora romántica que nos ofrezcan ya.

No describiríamos ésta obra de teatro como una comedia romántica, ni como una farsa, sino como una obra de ciencia ficción. Es tierna, triste y conmovedora. No creemos que su objetivo final sea hacer crítica social, sólo contarnos una historia. Un cuento moderno quizá.

No nos ha despertado el humor y la risa, y en algunos momento se nos hizo algo pesada, pero reconocemos que el texto de Clàudia Cedó es original. Éste guión fue galardonado con el premio Butaca a mejor texto del año 2015.  Sin embargo, el que te seduzca, guste o entretenga es como en toda historia, muy subjetivo. Por lo que unos podrán salir  satisfechos y otros como en nuestro caso, bastante decepcionados.

  • ¿Lo mejor de la obra?  ¡El hombre tortuga! La interpretación de Dani Arrebola se vuelve entrañable.
  • ¿Lo peor de la obra ? Aburrida por momentos, falta de chispa humorística.

Ficha artística

  • Dirección y autoría: Clàudia Cedó.
  • Reparto: Dani Arrebola, Àlex Brull, Clara Cols/Roser Blanch y Alícia Puertas.
  • Producción: FlyHard Produccions S.L.
  • Duración: 90 minutos
  • Idioma: Catalán.

espectaculos barcelona

 

Melisa Coloiera

Promotora Cultural, diseñadora y fotógrafa free-lance. Apasionada de las Artes Escénicas y el Cine. Escribo para algunos blogs en lo que para mi se ha transformado en un proceso creativo de exploración y crecimiento personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *