Crítica: L’abraçada – Microteatre Barcelona

Nota: 8 sobre 10

Dos hermanos. Uno está en silla de ruedas. Es el hermano mayor. “Tot és culpa teva” le dice a su hermano pequeño, al que utiliza como sirviente, esclavo, animador, recadero, limpiador… al que manipula y maneja como si fuera un títere. Un hermano pequeño que carga con la culpa de la situación de su hermano en silla de ruedas. “Tot és culpa teva”. Un hermano que carga con la culpa y con todo lo que ha venido después.

L’abraçada, en Microteatre Barcelona, empieza de forma deliberadamente lenta. Es microteatro y nos preguntamos si llegaremos a algún lado, la acción parece que no avanza. Pero la lentitud nos enerva y nos prepara para un final que, de repente, se acelera y aunque llegamos a intuir cuál será ese final, no por eso nos sorprende menos el desenlace.

Alex Batllori i Sergi Cervera, dirigidos con mano firme por Lolo Herrero, consiguen un ambiente inquietante y turbador que, a pesar de algunas risas nerviosas que nos arrancan, no nos deja hasta que se apagan las luces. Entonces el público respira. La tensión ha desaparecido.

L’abraçada, en Microteatre Barcelona, es una pieza de teatro cortita… ¿20 minutos?… que nos deja muy buen sabor de boca. Repetiremos.

espectaculos barcelona

Nicolas Larruy

M'agrada el teatre. Sempre m'ha agradat. El teatre em fa pensar, em remou les entranyes, em commou, em fa riure, em fa plorar, em fa enrabiar... i té la màgia del directe. Sempre és diferent, únic, irrepetible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *