Crítica: La Llol i el secret del Maldà

8 sobre 10

La Lloll se pone en la piel de una cuentacuentos, de una narradora, de una explicadora de tradiciones, de una guardiana del pasado… para contarnos la historia del fantasma del Maldà. Porque el Maldà es un teatro ubicado en un viejo palacio. Y ¿qué sería de un viejo palacio sin su fantasma?

La Lloll, de una forma amena y muy viva, nos cuenta la vida de algunos de los personajes que habitaron el palacio. Y lo hace ante un público que se deja llevar desde el principio y entra en el juego. Un público que parece que regresa a la infancia ante una Lloll que sería una abuela explicando cuentos a sus nietos. Seguimos sus gestos, sus movimientos, sus idas y venidas… nos quedamos boquiabiertos con sus canciones… nos sobresaltamos cuando nos asusta… el cuento se convierte en algo vivo y presente. La Lloll es una narradora de primera.

Las canciones son adaptaciones de canciones conocidas que ahora sirven para darle más fuerza a la historia. Y, además de eso, nos hacen reír. La Lloll utiliza todo su armamento, todo su potencial, al servicio de un montaje que sirve para demostrar que es una show-woman de los pies a la cabeza.

En este cuento, la acompañan Eduard Autonell, un ayudante de escena un poco abrumado que le da el contrapunto cómico en algunos momentos y que se encarga, también, de parte del montaje musical. Al piano, siempre eficiente, siempre excelente, Ariadna Cabiró que, además de interpretar todas las piezas, forma parte de la historia y la vive y nos la hace vivir.

La Lloll i el secret del Maldà es un montaje ameno y divertido, en el que La Lloll demuestra que ella sola se sobra y se basta para llenar un escenario. Un montaje que los fans de La Lloll adorarán…

El secret del Maldà podría ser una historia verdadera… o no… pero contada como lo hacen en el Maldà, eso es lo de menos.

Nicolas Larruy

M'agrada el teatre. Sempre m'ha agradat. El teatre em fa pensar, em remou les entranyes, em commou, em fa riure, em fa plorar, em fa enrabiar... i té la màgia del directe. Sempre és diferent, únic, irrepetible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *