Crítica: Teenage Dream – Teatro en Barcelona

Crítica de Ester M González

Nota: 3 sobre 10

Teenage Dream es una obra de teatro de Barcelona que pretende transportarnos a la adolescencia, recreando un mundo onírico en el que se confunden sueño y realidad. Las relaciones entre padres e hijos adolescentes, se basan en una serie  de pautas y costumbres, repetidas año tras año. La aparición de una estrella del pop, romperá por completo la monotonía que reina en la familia, sacando al exterior el caos y la violencia, que durante años se han ido gestando.

teenage dream tantarantana

Aunque el planteamiento, es a priori sugerente, la ejecución de la obra, dista mucho de ser lo que se esperaba. Los diálogos son absurdos y repetitivos. Un narrador disfrazado de tigre, escudriña al público, mientras  los otros dos actores, vuelven a repetir la misma escena una y otra vez. Para cuando hace aparición la estrella del pop, con una música estridente, a un volumen exagerado, la tensión argumental se ha roto. Esta imitación-playback, es la única parte salvable de toda la obra.

Teenage Dream más que un sueño adolescente, parece una pesadilla, desprovista de originalidad, y de escaso interés como experiencia creativa.

Elia Tabuenca

Filóloga y periodista, amante del mundo de las letras y de la cultura. Directora de la cía de teatro LetrasConVoz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *